Así luce el nuevo Audi A7 Sportback h-tron quattro

Audi A7 Sportback h-tron quattroAudi dio a conocer el Audi A7 Sportback h-tron quattro, un Prototipo híbrido enchufable de tracción integral en las cuatro ruedas quattro. Este vehículo se presentó en el reciente Salón del Automóvil de Los Ángeles, utiliza un potente sistema de propulsión eléctrica con una pila de combustible como fuente de energía, en combinación con una batería híbrida y un motor eléctrico adicional en la parte trasera.

La “h” en la denominación h-tron hace referencia a un elemento químico, el hidrógeno. Por lo que se refiere a la estética, los prototipos que Audi ha presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles básicamente son muy parecidos a los modelos de producción. Como revela su denominación h-tron, este vehículo viene a ocupar su puesto junto a otros modelos de Audi con sistemas de propulsión alternativos, los e-tron y g-tron. Exteriormente no existe ninguna evidencia de la tecnología que incorpora a bordo, una celda de combustible que convierte hidrógeno en energía eléctrica.

Una característica especial del Audi A7 Sportback h-tron quattro es su concepto híbrido enchufable. Cuenta con una batería de iones de litio ubicada bajo el piso de la cajuela como la que utiliza el Audi A3 Sportback e-tron, con una capacidad de 8.8 kWh, que puede recargarse en una toma de corriente.

Audi A7 Sportback h-tron quattro acelera de 0 a 100 km/h en 7.9 segundos, alcanza una velocidad máxima de 180 km/h, puede recorrer más de 500 kilómetros con una carga de combustible, y su escape sólo emite unas gotas de agua. La potencia eléctrica total de sistema de 170 kW se transfiere a ambos ejes, por lo que esta configuración hace del Audi A7 Sportback h-tron un auténtico quattro, al tiempo que se convierte en una nueva referencia entre los autos  de pila de combustible.

La pila de combustible, que funciona en un rango de temperatura de unos 80 grados Celsius, requiere mayores exigencias en cuanto a refrigeración que un vehículo equivalente con motor de combustión, pero consigue una eficiencia superior al 60 por ciento, casi el doble que la de un motor de combustión convencional. El arranque en frío está garantizado hasta una temperatura de –28 grados Celsius.

 

Fuente: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + diecisiete =