Audi presenta conducción pilotada, electrificación y conectividad: CES 2016

El manejo sencillo y orientado al usuario es un punto fuerte de Audi, y por eso esta vez la marca amplía su concepto de control de todos los sistemas del vehículo y de visualización HMI (human-machine interface) con nuevas soluciones.

La compañía expone en el CES su concepto HMI materializado en una maqueta del interior del Audi e-tron quattro concept, que incluye grandes displays táctiles AMOLED (diodos orgánicos activos emisores de luz) con un nuevo método de retorno táctil activo denominado Audi MMI touch response.

Las funciones seleccionadas se activan mediante una presión suave pero bien definida en la pantalla, lo que hace posible manejar el sistema de forma segura mientras se conduce, minimizando el riesgo de sufrir distracciones. Existe la posibilidad de conectar dispositivos móviles como smartphones y smartwatches.

Detrás del nuevo concepto operativo y de presentación de la información está la nueva plataforma modular Audi de infotainment, MIB2+. Su capacidad de procesamiento aumentada posibilita controlar diversos displays de alta resolución. La MIB2+ está preparada para el más reciente sistema inalámbrico de comunicación, LTE Advanced, que hace posible la descarga de datos al vehículo a una velocidad de hasta 300 Mbit/s.

LTE Advanced también permite la telefonía móvil utilizando el estándar VoLTE (Voice over LTE), que acorta los tiempos necesarios para establecer una conexión telefónica y aumenta la calidad del sonido. El control por voz también es más potente, y utiliza tanto la agenda de a bordo como los datos almacenados en un servidor en la nube.

La app para smartphone “Audi MMI connect” ofrece servicios remotos específicos para vehículos. Los conductores pueden mostrar la ubicación del auto en su dispositivo móvil, abrir o cerrar las puertas, activar el sistema de climatización auxiliar o visualizar un informe del estado del vehículo. Las funciones remotas de la app también pueden activarse a través de un smartwatch, y desde 2016 estarán igualmente disponibles para la cuarta generación del Apple TV.

Para este año Audi ampliará su oferta de conectividad incluyendo el primer servicio Car-to-X. Los nuevos servicios “información de señales de tráfico” e “información de incidencias” (para Europa) convierten a los nuevos modelos de la marca en miembros de una red de conectividad. Un servidor recoge los datos a través de la red de telefonía móvil, los procesa, los almacena en la nube y proporciona a los conductores informaciones sobre límites de velocidad o localizaciones peligrosas.

El servicio “información online de semáforos” para Estados Unidos conecta el auto vía teléfono móvil, al ordenador central de tráfico que controla los semáforos de la ciudad. Basado en los datos de este sistema, el Audi virtual cockpit recomienda al conductor la velocidad adecuada para llegar al siguiente semáforo cuando esté verde.

El estudio de Audi e-tron quattro concept, un SUV deportivo enteramente eléctrico, está expuesto en el CES para ilustrar la estrategia Audi de electrificación. Tres motores eléctricos con una potencia conjunta de hasta 370 kW (503 CV) posibilitan la tracción quattro con control selectivo de par eléctrico, en el que el impulso se distribuye a las ruedas traseras cuando es necesario. El resultado es un máximo dinamismo y estabilidad.

La batería de 95 kWh de capacidad permite una autonomía de hasta 500 kilómetros. El estudio tecnológico sugiere un futuro modelo de producción que se lanzará al mercado en 2018.


Fuente: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 8 =