Colombia cambiará todos los cascos de motociclistas por decreto

Gracias a una propuesta del Ministerio de Transporte en Colombia; todos los motociclistas deberán desechar, tirar o guardar sus cascos actuales, y cambiarlos por los nuevos que dictará la ley; pues según esta institución todos los que están en el mercado no cumplen con la normativa de seguridad.

Aunque no es sólo el hecho de que los cascos que usan los motociclistas en Colombia, son inadecuados; sino que este decreto numerado como 4533, busca regular la fabricación, importación y comercialización de cascos para motociclistas, con los estándares de calidad necesarios; que permitan preservar la vida a la hora de un accidente vial.

Según información que dieron las autoridades de aquel país; se identificó que las condiciones técnicas de los cascos que se están utilizando, no cumplen con unos criterios de protección mínimos para los usuarios de los mismos.

“El estado como garante de la seguridad de los usuarios de la vía, formula entonces unas medidas necesarias para mitigar esos impactos que está generando la accidentalidad, que hacen, recogen tres normas que son la NTC la colombiana, la 4533; la del departamento de transporte de los Estados Unidos, el DOT, y recoge la europea que es la ECE 2205”, indicó César Julián Salas, delegado del Ministerio de Transporte.

Este dictamen se espera que esté listo de inmediato para poder implementarlo; y buscar quienes pueden crear estos cascos, para que los motociclistas adquieran de inmediato su casco de seguridad.

Estos nuevos cascos, deberán pasar varias pruebas que los fabricantes estarían obligados a realizar; entre los que se encuentra la resistencia a impactos, rigidez, resistencia a rasguños, visión periférica, entre otros.

Las certificaciones exigidas por el gobierno son el estándar europeo (ECE R22-05); el americano (FMVSS 218/ DOT) y el colombiano NTC 4533 2017.

Además, deberá quedar ajustado, nunca suelto ni apretado; contar con una correa que va por debajo del mentón para asegurarlo; el visor deberá ir cerrado mientras se conduce, tener en el interior almohadillas hipoalergénicas y removibles para poder efectuar limpiezas periódicas; tener entradas y salidas de aire para mejorar el confort y sea mucho más práctico y cómodo su uso; así como mostrar sus certificaciones en la parte posterior del mismo.

Quizá esta normativa suene exagerada pero, si nos ponemos a pensar en temas de seguridad, sería una buena regulación que todos los países deberían de acatar; puesto que si tomamos en cuenta que la parte del cuerpo mayormente afectada en un accidente en motocicleta es la cabeza, el contar con un casco realmente certificado y que cumpla con las especificaciones técnicas correspondientes podría contribuir en salvar muchas vidas o aminorar las lesiones.

Ahora, también cabe apuntar que el reglamento de vialidad, especialmente en México señala que el uso del casco como obligatorio; desafortunadamente lo que no se dicta o se ejecuta como obligatoriedad el que este equipamiento de indispensable uso sea certificado, y muchos se van con la mala acción de usar los famosos quitamultas que, si lo analizan, por sólo ‘cumplir’ a medias con la norma, éste nos les ayudará en caso de accidente. Por lo que bien aquí podríamos preguntarles: ¿en cuántos pesos valoran su vida?

Fuente: Rogelio Magaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =