Cuatro de los 67 verificentros funcionan en la CDMX

La titular de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), Tanya Müller, recriminó la falta de capacitación de los inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sobre los protocolos de calibración de los equipos de verificación, razón por la que se han cerrado 63 de ellos, dejando cuatro en operación.

Indicó que pese a la advertencia que hicieron en las mesas rumbo a la Norma Emergente de Verificación Vehicular, en vigor desde el 1 de julio, los operativos de inspección exigen condiciones que no se pueden cumplir al no existir la certificación que sólo laboratorios especializados pueden realizar, aunque la autoridad federal no ha emitido los lineamientos de operación para que lo hagan.

Refirió que los equipos están debidamente calibrados según el Manual de Operación de Centros de Verificación publicado en la Gaceta Oficial el 7 de agosto de 2015 y que la NOM establece que al no haber certificación por parte de los laboratorios, son válidos los parámetros establecidos a nivel local.

“En tiempo y forma hicimos del conocimiento de la autoridad toda la información. No nos podemos responsabilizar de la capacitación de los inspectores. La información se ha dado de manera oficial y en las mesas de coordinación. Más que una coordinación falta que los inspectores de Profepa conozcan lo que está en su propia normatividad”, sostuvo en entrevista radiofónica.

1477552

Previendo este escenario, desde el 26 de abril, la Sedema envió a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el manual de operación para que los inspectores de la Profepa conocieran las condiciones de operación de los verificentros de la Ciudad de México, y a partir de éstos realizar las revisiones.

“A pesar de lo anterior, la Profepa ha decretado clausuras de algunos verificentros por no contar con una certificación de pesas, que sólo es uno de los elementos necesarios para calibrar los dinamómetros”, señaló la autoridad local en un comunicado.

Según la página de internet de la Sedema de los cuatro verificentros abiertos dos se ubican en Álvaro Obregón, uno en Cuauhtémoc y otro en Miguel Hidalgo; el resto dejó de dar servicio bajo el argumento de “mantenimiento”, “falta de luz” o “reparación de equipo”.

La dependencia sostuvo que aun cuando los verificentros cumplen con la normatividad vigente, han decidido suspender sus operaciones hasta que obtengan la certificación requerida por la Profepa, por lo que el servicio se reanudará hasta el próximo lunes 11 de julio.

Müller indicó que ya están en comunicación con la Profepa para resolver el tema y espera que la actividad se reanude durante la siguiente semana, aún a tiempo, dijo, para que los automóviles que deben verificar en este periodo que concluye el 31 de agosto, lo hagan sin contratiempos.

Fuente: Excelsior.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 12 =