David Bowie, gran aficionado de los autos clásicos

David-Bowie-in-Nicolas-Re-008

Conmemorando a la gran estrella David Bowie, un gran músico y compositor, quien fué actor, productor discográfico y arreglista. Con originales puestas en escena que nos mostró a lo largo de su carrera musical; es difícil imaginar a este gran personaje y gran ícono del Glam Rock, vestido de mecánico de autos clásicos, mismos que siempre le apasionaron, y fueron una de sus grandes aficiones.

David Bowie podría haber sido un buen mecánico de autos, así lo señaló Paul Trynka, uno de sus más recientes biógrafos. Nos sitúa en los años más locos y creativos del Arts Lab, el espacio artístico promovido por Bowie en Beckenham, junto a su primera esposa, Ángela Barnet.

“Cuando David no estaba encerrado con el piano, se le veía con un mono de mecánico debajo de su auto haciéndole arreglos; durante esta época y gracias a los derechos que cobraba, pasó de un Riley negro de los años 50 de 1.5 litros a una vesión en rojo de 2.5 litros; para finalmente llegar a un Riley Gamecock de carreras de 1,100 centímetros cúbicos de los años treinta. Probablemente fue este último vehículo el que se deslizó sobre David y le atravesó la pierna con la manivela de arranque. La policía de Lewisham presenció el accidente y consideraron que la visión de un joven exótico y con pelo rizado que estaba siendo ensartado por su propio coche era hilarante. David pasó una semana en el hospital hasta que se recuperó”, dijo Ángela Barnet.

La pasión de David Bowie por el funcionamiento de los autos era de un gran compromiso, tanto que podría haber sido un buen mecánico. Éste fue uno de los aspectos que más llamaron la atención de Bob Grace, su productor en la época del sello Chrisalys.

Fuente: Autobild.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + nueve =