Gobierno francés investiga a Renault por sus motores diésel

Se abre investigación en Francia, la cual implica a la marca Renault, esto para determinar si hay fraude en los dispositivos de control de emisiones contaminantes de sus vehículos diesel.

Se trata de comprobar si los instrumentos que regulan las emisiones de los vehículos de la marca francesa están programados para ocultar el volumen de contaminación que realmente emite el vehículo en condiciones reales de conducción. El posible fraude tiene el agravante que los motores diesel, son peligrosos para la salud de las personas o de los animales.

En respuesta, la marca francesa señaló en un comunicado, que sus motores respetan la legislación y “no están equipados con programas de fraude para los dispositivos de descontaminación”.

A finales de 2015, los servicios antifraude franceses habían llevado a cabo registros en varias sedes de Renault para tratar de confirmar que la marca del rombo no utilizaba, para engañar sobre los niveles de contaminantes de sus vehículos.

La razón de esos registros eran los resultados obtenidos por varios modelos de Renault en las pruebas realizadas por la comisión oficial creada en septiembre de 2015, a instancias del Ministerio francés de Ecología, en el eco del escándalo Volkswagen, para verificar las emisiones en condiciones reales de conducción.

De acuerdo con las conclusiones de la comisión técnica, las cantidades de óxidos de nitrógeno (NOx) en condiciones reales de conducción, en particular para versiones diesel del Captur y del Espace, eran superiores a las que se habían obtenido en la homologación en laboratorio.

Fuente: Agencia EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =