Inversión de FCA para nuevo Centro de Distribución de Partes Mopar, en Virginia

FCA comenzó los trabajos preliminares para la construcción del nuevo Centro de Distribución de Partes Mopar en Winchester, Virginia; ya que MOPAR pretende ampliar su presencia en Norteamérica a 22 Centros de Distribución de Partes, gracias a este centro de 400,000 pies cuadrados, cuya apertura se prevé para el cuarto trimestre del 2016.

Las instalaciones gestionarán más de 50,000 piezas diferentes, suministrándolas a más de 200 distribuidores de FCA ubicados principalmente en la región del Atlántico Medio, así como en algunos puntos de la Costa Este, el Medio Oeste y el Sur; también se prevé que ya en actividades, sus almacenes envíen alrededor de 9.2 millones de piezas cada año.

 

“La apertura del PDC de Virginia aumentará la capacidad de nuestra red de distribuidores y mejorará el servicio al cliente de una forma significativa, ya que nos permitirá entregar repuestos y accesorios con mayor rapidez y eficiencia”, declaró Pietro Gorlier, Responsable de Repuestos y Servicio (Mopar), FCA – Global.

El nuevo Centro de Distribución de Partes Mopar de Virginia creará más de 70 empleos distribuidos en dos turnos de trabajo. La inversión que FCA realizará, será de $12.2 millones de dólares en equipamiento para las instalaciones de Virginia; aparte de que utilizará recursos locales para destinarlos a otras áreas, como los servicios de conserjería, gestión de instalaciones y mantenimiento exterior de edificios.

El PDC de Virginia es el primer centro de distribución de repuestos que celebra su apertura desde febrero del 2015, cuando se inauguraron las instalaciones de Toluca, México, para dar servicio al mercado local. Con él, la red de la marca Mopar llegará a 53 Centros de distribución de Partes en todo el mundo.

El nuevo PDC de Mopar también obtendrá la certificación de Liderazgo en Diseño Energético y Ambiental (LEED, por sus siglas en inglés). El LEED, gestionado por el Consejo de Edificios Ecológicos de Estados Unidos, es un sistema global que se encarga de definir, medir y validar los edificios ecológicos.

Para obtener la certificación en el programa de reconocimiento nacional es necesario cumplir una serie de rigurosas normas en cinco áreas clave, planificación del entorno, gestión del agua, energía, uso de materiales y calidad medioambiental interior.

Fuente: redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 10 =