Jeep se beneficia de su ambiciosa expansión mundial

La marca jeep comienza a disfrutar de los beneficios de su expansión mundial, con la venta en 2016 de 1.4 millones de vehículos, casi 13% más que el año anterior.

En los últimos meses, Jeep ha lanzado mundialmente un nuevo vehículo, el compacto Compass, en un segmento clave para el sector y ha empezado su producción en Brasil, China y México. Además, el vehículo se producirá en India para su venta en mercados con volante a la derecha.

Mike Manley, responsable de la marca, reconoció su satisfacción con el exitoso inicio de la producción del Compass en la planta de Guangzhou, donde también se produce el modelo Renegade.

Además, la expansión mundial de Jeep, la marca que ha dirigido Mike Manley durante los últimos ocho años, está empezando a dar sus frutos, por ejemplo haciéndola más resistente a los vaivenes de una u otra región.

Cuando Manley se hizo cargo de la marca Jeep, el Grupo Chrysler estaba en bancarrota y a punto de desaparecer. La histórica marca solo producía vehículos en Norteamérica, mercado del que dependía totalmente para su supervivencia.

Hoy en día, Jeep vende 1.4 millones de vehículos mundialmente y produce vehículos en Norteamérica, Suramérica, Europa y Asia.

Ahora que Jeep no depende tanto de sus ventas en Norteamérica, la marca contempla el presente y el futuro de forma distinta.

Manley reconoce que, en 2017 el ciclo que se vive en Estados Unidos supondrá una moderación del crecimiento de Jeep en su mercado doméstico, pero que en el resto del mundo la situación abre nuevas oportunidades.

“En Estados Unidos, hemos disfrutado cinco años de crecimiento muy fuerte. Incluso en 2016 fue del 6%. Así que se va a producir una moderación de nuestro crecimiento aunque creo que existen oportunidades gracias al nuevo Compass”, explicó.

“Pero para el conjunto de la marca, vemos las diferentes regiones de formas diferentes porque no solo se va a producir algo de crecimiento del sector sino que ahora tenemos acceso a grandes secciones del mercado que antes no podíamos tocar. Así que, en conjunto, seguimos en camino de alcanzar el objetivo de 2 millones de unidades (para 2018)”, concluyó.

Tras aumentar sus ventas un 66% en Brasil en 2016, y un 58% en Latinoamérica, Manley prevé un “limitado crecimiento” en el país suramericano gracias a la popularidad del modelo Renegade y la llegada del nuevo Compass.

En Europa, donde la marca creció un 19% en 2016, Manley también ve una gran oportunidad con el inicio de las ventas del Compass “en el mayor segmento que existe en Europa”.

Pero el gran premio de la estrategia de los últimos años va a ser China.

“Hemos lanzado tres vehículos en 12 meses y crecimos de forma significativa, un 131 %, en 2016. Nuestra red de concesionarios sigue creciendo. Para mí, China será una gran parte de la historia de crecimiento de Jeep en 2017”, dijo Manley.

A finales de 2017 llegará el nuevo Wrangler, el imperecedero icono de la marca. Meses después, la versión “pickup”, un modelo por el que muchos entusiastas de la marca en Estados Unidos imploran desde hace años.

Y para 2020, el Grand Wagoneer, un vehículo que colocará a Jeep firmemente en el terreno de los SUV de lujo.

Fuente: Agencia EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 17 =