La importancia del casco para motociclista

El casco de los motociclistas es el equivalente al cinturón de seguridad para los automovilistas, es un elemento que se debe portar aun cuando el calor sea insoportable o el trayecto sea muy corto.

No usar casco o usarlo incorrectamente aumenta las posibilidades de sufrir graves lesiones como traumatismo craneoencefálico o incluso perder la vida en un accidente.

Además del casco, podemos portar otros elementos de seguridad como las rodilleras, coderas, guantes, botas y el protector de espalda, pero el más importante y obligatorio es el casco.

En caso de accidente la parte del cuerpo que más daños sufre es la cabeza, en un impacto esta parte del cuerpo absorbe una gran parte de la energía del choque.

El uso del casco en conductores de motocicleta reduce 42% el riesgo de morir, disminuye 70% la posibilidad de presentar lesiones graves en la cabeza, y 40% de sufrir lesiones cervicales.

No hay una regulación para la certificación de los cascos que deben utilizar los motociclistas.

Tan sólo el 71 por ciento de motociclistas que circulan en el país utiliza casco protector, el 16 por ciento de los pasajeros de motocicletas llevan puesto un casco, según el Informe sobre la situación de la seguridad vial México 2015.

Beneficios del casco.

Evita los golpes directos de la cabeza contra el suelo, otros vehículos u objetos contundentes.

Absorbe gran parte de la energía de un impacto y la distribuye por toda la cabeza.

Nos protegen de objetos extraños como piedras, insectos o cualquier basura que se nos pueda meter al ojo.

El uso del casco no aumenta el riesgo de lesiones cervicales, no disminuye la visibilidad y tampoco dificulta la capacidad de conducción.

Lo que dice el reglamento de seguridad de la Ciudad de México.

En todo momento los motociclistas deben circular:

Utilizar casco protector, también incluye a su acompañante, deberá estar correctamente colocado en la cabeza y abrochado.

No utilizar casco o el mal abrochado del mismo, se sanciona con una multa de hasta 1,509 pesos, más la remisión de la motocicleta al depósito.

También se señala en el reglamento que sólo se debe llevar a bordo el número de personas para las que existe plaza disponible, de lo contrario la multa es de 1,500 pesos, más la penalización de 3 puntos para la licencia.

Incluso nos señala que las luces traseras y delanteras deben estar encendidas en todo momento. No cumplir con esta disposición amerita una multa de 377 a 754 pesos, más la penalización de un punto en la licencia.

Durante la noche se debe hacer usar de aditamentos luminosos o bandas reflejantes. No utilizar alguno de estos elementos de seguridad amerita una multa de 377 a 754 pesos.

No es un tema de comodidad, se trata de la seguridad propia y la de los demás, usar el casco protector es una responsabilidad y no una obligación de un reglamento que podemos ignorar.

Respetemos las normas de tránsito que nos ayudan a prevenir accidentes fatales.

Fuente: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − dos =