Land Rover Discovery Sport remolca un tren

La marca Land Rover con la finalidad de demostrar la capacidad de arrastre de su todoterreno Discovery Sport, apoyándose en sus equipamiento mecánico, el motor turbodiésel 2.0 litros de la familia Ingenium y la nueva transmisión automática de nueve velocidades. El reto consiste en desplazar tres vagones de un tren de 100 toneladas durante un trayecto de 10 kilómetros, en Suiza.

Con el motor de producción de 180 caballos de fuerza y 430 nm de par motor; el Discovery Sport tiene una capacidad de arrastre homologada de 2,500 kilogramos. Este desafío propuesto por los propios ingenieros de Land Rover sobrepasa su capacidad de arrastre, al tirar de un peso 60 veces mayor que el del propio SUV, ya que esta versión ronda los 1,800 kg.

Para llevar a cabo esta hazaña, cuenta con la activación de todos los sistemas electrónicos de tracción y remolque del Discovery Sport (Terrain Response, Tow Assist, Tow Hitch Assist y All Terrain Progress Control) y una única modificación, la inclusión de unas ruedas de ferrocarril.

LR-train-pull-detail-large_trans++qVzuuqpFlyLIwiB6NTmJwfSVWeZ_vEN7c6bHu2jJnT8

“He pasado la mayor parte de mi carrera profesional viajando a las partes más duras del mundo para probar distintos modelos de Land Rover en condiciones extremas, y sin embargo, este reto es la prueba de remolque más exigente que he visto en mi vida”, dijo Karl Richards, Ingeniero Jefe de Controles de Tracción de Jaguar Land Rover.

Fuente: Autobild.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =