Mision E, el 1er concepto Porsche de cuatro plazas propulsado por batería

 

P15_0783

Con la presentación de su Mision E en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort (IAA), Porsche está exhibiendo por primera vez en su historia el primer concepto de cuatro plazas propulsado por batería. El auto concepto combina el inconfundible diseño emocional de un Porsche con un excelente rendimiento y la practicidad con visión de futuro del primer tren de rodaje de 800 voltios.

Algunos datos clave de este fascinante automóvil deportivo: cuatro puertas y cuatro asientos individuales, más de 600 caballos de potencia (440 kW) total del sistema y más de 500 kilómetros de autonomía. Tracción total y dirección en las cuatro ruedas, aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y aproximadamente 15 minutos para cargar 80 por ciento de la batería eléctrica. Los instrumentos son operados de manera intuitiva por seguimiento ocular y control por gestos, algunos incluso a través de hologramas –muy orientado hacia el conductor, ajustando automáticamente las pantallas a la posición del conductor–.

El tren de rodaje del Mision E es completamente nuevo, aunque típico de Porsche, por ejemplo, ha sido probado en carreras de automovilismo deportivo. Dos motores parlantemente sincronizados por imanes (PMSM) –similares a los usados este año en el 919 Hybrid ganador de las 24 Horas de Le Mans– aceleran al auto deportivo y recuperan la energía de frenado. La mejor prueba de un Porsche son 24 horas de funcionamiento en el exigente mundo de la competición en pista y terminar haciendo un 1-2. Juntos, los dos motores producen más de 600 caballos de potencia, y catapultan al Mision E de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y a 200 km/h en menos de 12 segundos.

La carrocería se compone de una mezcla funcional de aluminio, acero y plástico reforzado con fibra de carbono. Los aros de las ruedas están hechos de carbono: el Mision E tiene neumáticos anchos montados sobre llantas de 21 pulgadas en las ruedas delanteras y 22 pulgadas en las traseras.

El interior del Mision E transfiere todos los tradicionales principios de diseño de Porsche en el futuro: amplitud, diseño purista, arquitectura limpia, orientación hacia el conductor y practicidad cotidiana. El concepto de accionamiento completamente eléctrico permitió reinterpretar totalmente el interior. La falta de un túnel de transmisión, por ejemplo, ofrece mayor el espacio y crea un ambiente más amplio y ligero a todo el interior. Asientos deportivos envolventes sirvieron como inspiración para los cuatro asientos individuales. Su diseño ligero reduce el peso, y les da a los ocupantes soporte lateral seguro durante la conducción dinámica. Entre los asientos delanteros se ubica la consola central –elegantemente curvada como un puente con un espacio abierto debajo de ella– se extiende hasta el tablero de mandos.

Todo el tablero está plagado de nuevas ideas. Su división en dos capas de estructuración tridimensional refuerza la impresión de iluminación y claridad. La capa superior integra la pantalla del conductor, y entre los niveles hay una pantalla holográfica que se extiende hacia el lado del pasajero. Muestra aplicaciones seleccionables de forma individual, que se agrupan en espacio virtual y están dispuestas por orden de prioridad con un efecto tridimensional.

Los retrovisores exteriores virtuales son literalmente llamativos. Las esquinas inferiores del parabrisas muestran las imágenes de las cámaras externas que están montadas en los guardabarros delanteros. Los beneficios: el conductor obtiene una mejor visión de las imágenes y el entorno, y la información de seguridad también se pueden mostrar de forma activa allí.

Fuente: Redacción

P15_0789_a5_rgb P15_0787_a5_rgb P15_0788 P15_0786_a5_rgb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − 5 =