Nuevo accidente relacionado con el Autopilot de Tesla

Hace algunos días Tesla informaba públicamente que, lamentablemente, se había registrado la primera víctima mortal en un Tesla que funcionaba con el piloto automático, pero parece que los problemas de Elon Musk no han hecho más que empezar. Eso sí, siempre que se confirme oficialmente que el nuevo accidente relacionado con el Autopilot de Tesla realmente ha sido provocado por este dispositivo que forma parte del equipamiento opcional de sus automóviles.

Medios estadounidenses informaron de otro accidente de tráfico provocado, supuestamente, por el piloto automático de Tesla. Publicaciones como el Detroit Free Press se hacen eco de las palabras del propietario de un Tesla Model X, el SUV eléctrico de la marca, que afirma haber sufrido un siniestro por culpa del sistema de conducción semiautónomo de su automóvil. Un incidente que, aunque se saldó sin heridos, podría haber tenido unas terribles consecuencias, pues acabó con el vehículo volcado en mitad de una autopista de peaje en Pennsylvania.

El fabricante de automóviles eléctricos se ha apresurado en negar que este accidente de un Tesla Model X con el Autopilot realmente haya sido provocado por el sistema de conducción ideado por la marca. “No tenemos pruebas que nos indiquen que el Autopilot estaba activado en el momento en el que se produjo el siniestro”, afirman desde la compañía. Aunque eso sí, a su vez también señalan que no llegaron a recibir la información completa de los daños sufridos por el vehículo, únicamente sabían que uno de los airbag se había activado (recuerda que los coches de Teslaestán enviando constantemente información a la sede de la compañía, tanto la referida a incidentes como este, como los datos proporcionados por el sistema Autopilot para, por ejemplo, poder evolucionarlo de forma más rápida y efectiva).

En cualquier caso, conviene recordar que el Autopilot no forma parte del equipamiento de serie de los modelos de Tesla. De hecho, cuando la marca anunció la muerte de un conductor que viajaba a bordo de un Tesla Model S, hizo mucho hincapié en que este sistema requiere del consentimiento “explícito” por parte del conductor antes de la activación, principalmente porque todavía está en fase de pruebas. E incluso, aunque el coche lo monte, cada vez que el usuario desee utilizarlo, el vehículo le advierte de que debe mantener las manos en el volante y permanecer atento en todo momento.

Fuente: Autobild.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 20 =