A través de un correo dirigido a sus empleados, Musk señaló “al ser una empresa pública; estamos obligados a entregar reportes trimestrales que ponen muchísima presión en Tesla para tomar decisiones que pueden ser las correctas para ese trimestre, pero no necesariamente para el largo plazo. Los cambios en los precios de las acciones pueden ser un distractor para todos los que trabajan en Tesla”.

De igual forma; Musk se dirigió a sus accionistas para que tomaran una desición de quedarse como inversionistas o vender sus acciones a un muy buen precio; aunque señaló que preferiría que todo se quedara como hasta ahora y sobre todo; con la confianza puesta en la empresa; aunque si estaban dudosos, este era el mejor momento para salir.
Asimismo; dio a conocer que el hecho de estar el la Bolsa de Valores, los hace presa fácil de diversas prácticas que los ponen en una situación vulnerable; esto con la finalidad de hacer caer el precio de las acciones y generar dividendos para otras personas con estos actos.