Producción del KIA Rio HB 2018

Kia acaba de presentar un nuevo producto, se trata del el subcompacto Rio HB 2018. el cual hizo su debut en el mercado mexicano y ahora es producido en la planta de KIA Motors México, en Pesquería Nuevo León.

El primer paso en este proceso de producción es el estampado y es donde se puede apreciar la magia de la transformación de las hojas de acero rolado en frío en piezas clave de la estructura del auto. Para lograr esta transformación, se aplica una presión impresionante con una gigantesca prensa.

Como resultado, los primeros componentes básicos del cuerpo del auto como: puertas, techo, cajuelas, cofres y paneles entre otros.

IMG_0391

Una vez que tienen los componentes básicos, el siguiente paso es unirlos. La unión de estas piezas se lleva a cabo a través de puntos de soldadura. Un ejército de más de 350 robots se encargan de aplicar con precisión láser, los puntos de unión.

Las estructuras o “bodies”, pasan del proceso de soldadura a la nave de pintura. Antes de aplicar la pintura en las carrocerías, reciben un baño en una solución desengrasante para eliminar cualquier residuo remanente del proceso previo. El siguiente paso es otro baño, en este caso en una solución electrostática que ayudará a proteger mejor el acabado y propiciar una mejor adherencia de la pintura.

IMG_0385

Después de todo lo anteriormente mencionado, viene la aplicación de un fondo o “primer” previo a los brillantes colores del Rio HB 2018.

Cabe destacar que el proceso de pintura aplica el reciclaje del agua, así como elimina cualquier impureza emitida al medio ambiente.

Para que la carrocería de este modelo esté lista, solo hay que integrar más de 30 mil componentes que completan el proceso de producción para que pueda salir a las salas de exhibición de las 73 distribuidoras de KIA en México.

Además, los operadores completan artesanalmente al pequeño subcompacto al instalar tableros, arneses, asientos, rines, llantas, motores y transmisiones.

Pintura

Estos vehículos son sometidos a diferentes y rigurosas pruebas y comprobaciones dinámicas y estáticas.

Para lo anterior, la planta de KIA Motors México en Pesquería, Nuevo León, cuenta con un centro de calidad donde el objetivo es asegurar una ejecución perfecta del estampado, soldadura, pintura y ensamble.

Fuente: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − dos =