Puntos de seguridad para que nuestra motocicleta siempre esté al 100%

 

ab951839a28ad5261541e5dddfee4e15

Todos los manuales, de motocicletas, contienen un apartado en el que el fabricante específica a qué puntos el usuario debe echarle un vistazo antes de usarlas. Sin embargo la realidad es que muy pocos, siguen estas instrucciones. Es por eso que hoy compartiremos los 5 puntos.

Primero las llantas

Estas tienen que estar siempre en perfecto estado. Son uno de los pilares básicos, por no decir el que más. Sin los neumáticos no podríamos ni acelerar, ni frenar ni tomar las curvas. Un vistazo rápido nos revelará si el neumático tiene suficiente dibujo. Lo podemos comprobar con una moneda o con los propios testigos de desgaste que traen todos los neumáticos. También habrá que observar si presenta algún objeto extraño clavado, o si hay grietas o cortes tanto en su banda de rodadura como en los flancos. En cualquiera de los casos anteriores, tendremos que cambiarlo por uno nuevo. Tan importante como el dibujo es la presión. Si no llevamos la correcta, el neumático no funcionará adecuadamente. La presión viene indicada por el fabricante en el manual e incluso anotado en alguna parte de la moto, normalmente el basculante o cerca de él.

llanta de moto

 

Segundo los Fluidos:

El aceite es la vida para el motor, siempre deberá estar entre la marca del máximo y el mínimo, comprobado con la moto recta. Lo comprobaremos en caliente, tras haber dejado reposar la moto cinco minutos para que todo el aceite que está distribuido por el motor regrese al cárter.

Si nuestra moto tiene refrigeración líquida, será también importantísimo revisar el nivel de refrigerante para evitar averías por un exceso de calentamiento. La indicación de cuánto tenemos suele estar en el vaso de expansión también con marcas de máximo y mínimo.

 

f06e8e60b25b624ee4bcb421e12616ca

Cadena: tensión y mantenimiento

Este apartado solo te será útil si tienes una moto con transmisión por cadena. Si lleva cardán o correa, no tendrás que preocuparte de ella ni lo más mínimo.

Pero si tu moto la tiene, habrá que revisar su tensión. Esto se hace con la moto recta y el manual nos dice en qué parte se comprueba y cuanto es la tolerancia máxima. Lo normal es que tenga un juego de entre 15 y 25 milímetros.

Además de tensa hay que mantenerla engrasada con sprays específicos que existen en el mercado. No hay una regla básica aunque recomendamos engrasarla cada mil kilómetros o cada vez que llueva y siempre al volver a casa.

4272b1cef35785085918c9eb8c69d3ec

Las Luces:

Aquí no hay tanto misterio, hay que comprobar que funcionan correctamente. Es decir, luz de posición, cruce (o corta) y de carretera (o larga) en la parte delantera y; posición y freno en la parte trasera. Además los cuatro intermitentes también deben lucir correctamente.

aa604f3e4febd5c311a3154acbc84f58

Frenos:

En el apartado de los discos, estos tienen mecanizado un número que indica el espesor mínimo a partir del cual estarán desgastados. Se puede comprobar con un calibre. Tampoco deben presentar surcos muy profundos. Pasando el dedo por encima (con el disco frío) lo notaremos rápidamente. Y si en marcha al frenar de forma suave, sentimos vibraciones o pulsaciones, este será el indicativo de que están averiados y tendremos o bien que rectificarlos en un taller o cambiarlos.

Para comprobar el espesor de las balatas habrá que coger una linterna y tirarse al suelo. Mirando dentro de la pinza de freno podremos ver su espesor. Si es menor de tres milímetros habrá que empezar a pensar en cambiarlas. Si las dejamos demasiado gastadas, además de empeorar la frenada podemos estropear los discos.

Amigos si seguimos estos básicos consejos haremos de nuestras salidas en motocicletas, un verdadero deleite, además de alargar la vida de tu maquina.

Fuente: Rogelio Magaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 1 =