¿Qué tan satisfecha está la gente con sus autos?

¿Qué tan satisfecha está la gente con sus autos?

La empresa J.D. Power desde hace ya varios años se encuentra realizando estudios para la industria automotriz, en donde recaba la experiencia y satisfacción de los clientes en diferentes ámbitos, tales como la satisfacción en ventas, posventa y el auto como producto automotriz. Estos estudios son únicamente para el mercado mexicanos y considera aspectos muy importantes que permite a los fabricantes y distribuidores de autos en México crear estrategias puntuales con la finalidad de conocer aún más los hábitos de compra y nivel de satisfacción que tienen al momento de comprar un auto, o cuando lo llevan a la distribuidora para su servicio.

Estudio de Satisfacción de clientes

En esta ocasión J.D. Power nos presentó su estudio de satisfacción de clientes durante el proceso de compra, este estudio se realizó con una muestra de 2,768 entrevistas realizadas a personas que compraron un auto en los últimos 7 meses en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. Dentro del estudio para conocer el nivel de satisfacción de los clientes durante la compra de su auto, se analizan las instalaciones del distribuidor, el asesor de ventas, la prueba de manejo, la negociación y la entrega del auto. Es importante destacar que este último elemento guarda un valor muy importante sobre la satisfacción de aquellos que han estados en un proceso de compra de auto. Otro dato también muy importante es que en este estudio sólo participan marcas que vendan más de 1,500 unidades al año en México, esto con la finalidad de tener una representación importante en nuestro país.

Satisfacción en Ventas

En esta edición 2017 del estudio de satisfacción de clientes en el área de ventas, la marca que mejor salió evaluada por segundo año consecutivo fue RAM; por otro lado, la marca de lujo que mejor nivel de satisfacción logro es la marca BMW, desbancando a Mercedes Benz quien había logrado este reconocimiento en años anteriores. En esta ocasión llama mucho la atención que dos marcas de volumen salieron con un mayor nivel de satisfacción que las marcas de lujo, lo que no había sucedido en los estudios anteriores. Esto habla del gran trabajo que se está realizando por parte de algunas marcas por elevar las expectativas de los clientes sin importar el valor de los autos.

Con estos resultados varias marcas deberán replantearse algunas estrategias con respecto a su posición frente al cliente, ya que uno de los mayores retos de la industria automotriz es lograr no solo la satisfacción del cliente, sino verdaderamente elevar sus expectativas para así aspirar a mantener su fidelidad y con esto tener una mayor posibilidad de recompra o de recomendación que les permita acceder a un mayor crecimiento en ventas en la industria automotriz de nuestro país.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − diez =