Sacar de circulación motores diésel, evitará 8 mil muertes anuales

Se evitarían anualmente entre 7,500 y 8,000 muertes prematuras, si se sustituyeran los vehículos con motores diésel por automóviles a gasolina.

Ya que debido al uso de los motores diésel, se provocan diversas enfermedades, principalmente respiratorias y cardiovasculares.

Esa es una de las conclusiones de un estudio publicado por el Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA, por su siglas en inglés) de Austria; en cooperación con el Instituto Meteorológico Noruego; la Universidad de Tecnología Chalmers de Suecia y el Centro de Coordinación para Efectos de Holanda.

Hay evidencia de los efectos nocivos directos que tienen los óxidos de nitrógeno (NOx), es un producto cancerígeno; los Gobiernos “deberían replantearse esa política de financiar el diésel”.

Sin embargo, los científicos recuerdan que “alrededor de 425 mil muertes prematuras anuales, las cuales se asocian con los niveles actuales de contaminación atmosférica” en la citada región (la UE, Noruega y Suiza).

“Más del 90% de esas muertes son causadas por enfermedades respiratorias y cardiovasculares relacionadas con la exposición a material particulado”, del que “el NOx es un precursor clave”, destaca Jens Borken-Kleefeld, del IIASA.

“Este nuevo estudio estima que cada año unas 10,000 muertes prematuras pueden atribuirse a las emisiones de óxidos de nitrógeno de los automóviles, furgonetas y vehículos comerciales ligeros de motores diésel”, explica el IIASA en un comunicado publicado hoy.

Y alrededor de la mitad de esas muertes; es decir, unas cinco mil “se deben a que las emisiones de NOx son mucho más altas que los valores límite establecidos”, añade.

Pero incluso, si se cumplieran los límites; el diésel continuaría siendo claramente más perjudicial para la salud humana que la gasolina.

Según datos que arrojó un estudio; en 2013 se registraron 9,830 muertes prematuras, relacionadas con las emisiones diésel en la UE; más Noruega y Suiza. Si se hubieran respetado los límites marcados por la ley, hubieran sido 5,270 y si no se lanzaran NOx, los fallecimientos se habrían quedado en 2,230.

Así mismo, esta situación varía dependiendo el país; por ejemplo, Italia, Alemania y Francia, son los que registran el mayor número de muertes prematuras; atribuibles a las emisiones de motores diésel.

Mientras que los números más bajos están en Noruega, Finlandia y Chipre; “donde los riesgos son, por lo menos, catorce veces inferiores a la media”.

Fuente: Agencia EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 17 =