SEAT buscando el confort de sus clientes por medio de los sonidos en sus autos

Núria Pellisé, es ingeniera del departamento de Acústica de SEAT, su tarea diaria a lo largo de ocho horas es analizar los sonidos que emite un auto para buscar el confort de sus ocupantes; en el departamento de Acústica se estudian los sonidos que un conductor y el resto de ocupantes escuchan cuando están dentro del vehículo, como el motor, los limpiaparabrisas, las intermitentes o puertas, por mencionar algunos.

Núria destaca la importancia del sonido de la puerta al cerrarse porque es una de las primeras impresiones que el conductor tiene al entrar en el auto. Según explica, este golpe tiene que dar sensación de “estanqueidad” y debe ser un sonido “seco y corto que trasmita calidad”. Al moverse en el terreno de los sentidos puede parecer que las decisiones son subjetivas. Sin embargo, las mediciones se hacen con un dummy provisto de dos micrófonos con una ecualización lo más parecida a la del oído humano para poder estandarizar las grabaciones.

Después de grabar los diferentes sonidos, estos especialistas analizan las diversas posibilidades en una sala de audiciones con equipos de alta definición y escogen cuál es la solución más adecuada y la que transmite mayor calidad.

Los sonidos de los vehículos de SEAT tienen como distintivo, en el caso del CUPRA, un escape que les otorga una sonoridad deportiva y reconocible, reafirmando su carácter dinámico.

Este trabajo ayuda a que cada modelo gane en insonorización y confort: “El León, respecto a su modelo anterior, tiene una serie de medidas adicionales que ayudan a que el motor suene más alejado del conductor”. Así es cómo se crea la sonoridad de un auto, una composición cuidada en la que nada queda al azar.

Fuente: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez + dieciocho =