SEAT prueba en condiciones extremas sus autos en fase de desarrollo

 

Los autos SEAT en fase de desarrollo recorren los cinco continentes a lo largo del año por todo tipo de condiciones climáticas para garantizar su buen funcionamiento antes de que salgan al mercado. Un equipo de 50 técnicos e ingenieros del Centro Técnico de SEAT tiene la valiosa tarea de realizar una multitud de pruebas por el desierto, nieve o el hielo a temperaturas extremas.

Durante el verano se desplazan tres semanas a una zona desértica del sur de España para realizar el denominado Summer test. En este caso, los técnicos recorren unos 20.000 kilómetros para cada modelo. “Creo que la gente no se imagina la cantidad de pruebas que se realizan con los coches antes de que lleguen a sus manos”, explica el responsable de Pruebas Especiales del Centro Técnico de SEAT, Jaume Camps.

Todos los ensayos tienen un objetivo práctico para el cliente. Un ejemplo es la prueba de polvo, en la que durante dos horas circula detrás de una intensa polvareda provocada por un auto de apoyo con el objetivo de saber cada cuánto tiempo hay que cambiar el filtro del aire del motor. En este mismo terreno se realizan otro tipo de pruebas de estanqueidad para garantizar que, incluso en tales situaciones extremas, no entra polvo en el interior del coche ni en ninguno de sus componentes.

Hasta 3.000 kilómetros se recorren en una pista de grava en otro de los ensayos que se realizan, en esta ocasión para analizar los impactos que ocasiona la gravilla en toda la zona baja del vehículo, salpicaderas, zona exterior y posterior. “El objetivo es asegurar la resistencia de todas las piezas durante la vida del vehículo” detalla Camps.

En el test de klapper, los ingenieros comprueban mediante un oído humano muy entrenado, y a veces con el soporte de la endoscopia, que en una superficie irregular las más de 3.000 piezas que componen un auto no provocan ruidos molestos para los ocupantes. En esta prueba, el técnico puede llegar a estar a más de 60 grados en el interior del vehículo.

Al margen del Summer test, se llevan a cabo muchas pruebas en países de todo el mundo que tienen unos requerimientos específicos, una tarea que obliga a los técnicos e ingenieros a permanecer muchas semanas en el extranjero.

Fuente: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =