Tips para mantener en buen estado los rines de tu auto

Los rines, son de los elementos exteriores más llamativos del auto, desafortunadamente son las piezas, junto con la llanta, que tienen contacto directo con la superficie.

Para mantenerlos en buen estado te ofrecemos los siguientes tips de cuidado, que seguro te serán de gran ayuda:

A partir de la llanta comienza la protección del rin.

  • Revisa la presión de tus neumáticos cada dos semanas; sabemos que en el camino hay una gran cantidad de baches, coladeras abiertas, piedras y demás objetos, que podrían dañar el rin si no tenemos una presión adecuada de la llanta.
  • Estacionarse siempre con cuidado. Cuidarse de no dar el famoso “banquetazo”, que en el mejor de los casos la llanta saldrá un poco raspada, pero recordemos que en algunas ciudades las banquetas son enormes, y pegarse demasiado podría rayar el rin, provocando deformaciones y el debilitamiento de la estructura del mismo.

Si por alguna razón alguno de los rines presenta un golpe fuerte, o que se haya doblado, no intentes repararlo y llévalo a un taller especializado. Pero si el golpe fue mayor, es mejor cambiar el rin por uno nuevo para evitar un accidente.

Sabemos que los rines representan una gran inversión, por ello te recomendamos comprar un birlo de seguridad. Coloca uno en cada llanta, recuerda que su nombre es “de seguridad” no sustituyen a los birlos normales, son un candado único y lo recomendable es colocar uno.

Limpios y brillantes

  1. La mejor forma de limpiarlos es hacerlo en frío, porque si los rines se encuentran calientes, el jabón que usamos puede secarse en un instante y dejar marcas en el rin. La mejor mezcla es un poco de jabón y agua tibia, y se puede mejorar agregando cera.
  2. Utiliza una esponja o franela, que solo estén dedicas a esta tarea, las partículas de tierra que remueves del rin pueden quedarse en la franela, y si es la misma que usas para lavar el auto, podrías dañar su carrocería… destina una esponja o franela para cada tarea.
  3. Para mantener el brillo evita limpiarlos con líquidos abrasivos y de preferencia que no sean limpiados al vapor, ya que lo caliente del vapor puede acabar rápidamente con el brillo de los rines y en general del auto.

Por último, recuerda siempre cuidar tu forma de manejar, no te pegues mucho a las banquetas, evita pasar por un bache, no te brinques los topes a alta velocidad para que tus llantas y rines tengan una larga vida.

Fuente: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 11 =