Cómo sobrevivir al tránsito de la Ciudad de México y no morir en el intento

 Tránsito de la Ciudad de México

El peor es el tránsito de la Ciudad de México, según un estudio que realizó la empresa GPS Tom Tom de “Las capitales con más tráfico del mundo”, y ¡sorpresa!, no es la primera vez que ganamos el primer lugar.

El índice de Tráfico de Tom Tom mide el tiempo promedio que pasan los ciudadanos de 295 ciudades dentro de un vehículo para trasladarse de un lugar a otro.

El transito lento de la ciudad de México es causado por diferentes factores, pero aquí te diremos cómo evitar el estrés que te generaría estar más de dos horas encerrado en tu auto.

Cómo evitar el estrés del tránsito

1.-Lo efectos terapéuticos de escuchar música se han atribuido en gran parte a su capacidad para reducir el estrés. Está comprobado que la música con ritmo lento, sonidos graves más que agudos y sin letra reducen los niveles de estrés y ansiedad, según un artículo publicado por Trends in Cognitive Sciences.   Escuchar la música que te gusta hará que evoques emociones como alegría, tranquilidad y relajación, nos servirá para escaparnos por algunos momentos de la terrible realidad del tránsito lento.

Según el estudio de GPS Tom Tom un viaje de una hora sin tráfico se puede extender hasta en 97 minutos en horas pico, un 59 por ciento más de tu tiempo en el auto.

2.-Muchos pensarían que pasar tanto tiempo en el tránsito representa una pérdida de tiempo, sin embargo, podrías aprovechar la oportunidad para aprender un idioma o escuchar audio-libros de temas que llamen tu atención o el podcast de tu programa de radio favorito.

3.-Llevar una golosina que puedas disfrutar mientras manejas por la ciudad te ayudaría a pasar un buen rato frente al volante.

Aprende a relajarte

4.-Evita siempre a los automovilistas agresivos, maneja a la defensiva, respetando siempre a los que te rodean, utiliza las luces direccionales para anticipar tus movimientos. Los hombres suelen ser conductores más agresivos, ignora cualquier insulto y no les sigas el juego, respira profundo y mantén tu mente fija en llegar tranquilo y a tiempo.

5.-Practica alguna técnica de respiración que permita relajarte y mantener la concentración mientras vas al volante. Los beneficios de una buena respiración son numerosos. Recuerda siempre que respirar profundo en momentos de estrés es un buen hábito.

6.-Muchos conductores han experimentado, por lo menos alguna vez, lo que se conoce como síndrome de ira al volante. Es una sensación de rabia progresiva que nos puede llevar a perder el control, cuando sufrimos un percance en el auto, aunque sea muy leve, como un pequeño roce, la pinchadura de una llanta o el molesto sonido del claxon.

Recuerda que el estrés, según algunos estudios científicos, es un asesino silencioso. No siempre podremos evitar el tránsito de la Ciudad de México, pero si es posible evitar el estrés.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + diecinueve =