Tres Porsche 919 Hybrid competirán en Le Mans

porsche  919 hybrid

Veinticuatro horas de carrera son mucho tiempo; pero la operación ‘Le Mans’ lo es aún más. El pasado lunes 18 de mayo el equipo de Porsche arrancó el desarrollo de las actividades en el paddock del famoso circuito del noroeste de Francia. Un equipo inicial de 12 personas está montando la estructura de acero de dos pisos detrás del garaje, así como la construcción de un depósito de dos pisos que servirá para almacenamiento y los cuartos para los pilotos.

El próximo miércoles 27 de mayo, los camiones del equipo completamente cargados se marcharán de Weissach para iniciar su largo recorrido de 800 kilómetros hasta llegar a la ciudad en el departamento de Sarthe. Ocho miembros del equipo prepararán el garaje para los tres Porsche 919 Híbridos. A su vez, otros ensamblarán en el paddock el área de hospitalidad para el equipo y la prensa, el área de hospitalidad para invitados en el nuevo Porsche Experience Center, la zona para la fanaticada en la llamada Village, el salón para invitados ubicado en las curvas Porsche y las salas encima del garaje. Además, se preparará un recinto para los 750 empleados provenientes de las oficinas centrales de Porsche. Todos ellos vendrán a vitorear los automóviles más extremos de la empresa cuando enfrenten su mayor desafío: mostrar la tecnología para futuros autos deportivos de calle. Los poderosos autos de carrera híbridos, con alrededor de 1.000 caballos de potencia, representan una plataforma de desarrollo ideal para la innovadora ingeniería del sistema de propulsión.

Todo lo necesario para operar los tres 919 Hybrid debe estar listo para los ensayos previos oficiales que se llevarán a cabo el 31 de mayo. Trece días más tarde, cuando comience la carrera, 120 miembros del equipo, 2.500 periodistas de 49 países y 270.000 espectadores, estarán presentes en el lugar.

Bajo la dirección de Fritz Enzinger, Vicepresidente del Proyecto LMP1, Andreas Seidl es su Director de Equipo y quien está a cargo de todas las actividades operacionales. Su ubicación durante la carrera estará en lo que es conocido internamente como ‘La Estación Espacial’ frente al garaje –el centro neurálgico donde se recoge toda la información–. Amiel Lindesay, Jefe de Equipo, trabajará junto a Seidl. En combinación con los ingenieros de carrera, el neozelandés asignará tareas a los 19 mecánicos a través de radios portátiles, para informarles cuáles neumáticos deben ajustarse, la cantidad de combustible que tiene que ir en el coche y qué más tiene que hacerse durante una parada en boxes. Seidl mantendrá contacto por radio con los corredores, al igual que con los ingenieros, con quienes se comunica a través del canal del box y los canales ‘Interkomm’. Bien sea comentarios de los pilotos, el estado técnico de los vehículos, la elección de neumáticos, la estrategia de parada en boxes, la observación de las condiciones meteorológicas o de la competición, Seidl es el punto central para toda comunicación. Él debe mantener la calma, canalizar todo tipo de información y tomar decisiones al instante. El bávaro está consciente de esto, “Coordinar tres autos significa, una vez más, un desafío mayor para nosotros. La carrera de Spa nos dio una idea de lo que se necesita, pero aquello fue sólo un evento de seis horas” dijo Seidl. “Hemos utilizado nuestras 30 horas de pruebas para jugar con diferentes eventualidades. Sin embargo, es imposible simular Le Mans –y sin un equipo altamente profesional, simplemente no se puede mantener el rumbo con éxito–”.

Los ingenieros de carrera se ubican en sus stands cubiertos en el box con seis pantallas frente a ellos. Ellos son los únicos autorizados para comunicarse por radio con los pilotos. Están en contacto con Lindesay, Seidl, otros ingenieros y miembros del equipo a través de un canal de radio exclusivo para el pit y por el ‘Interkomm’. A cada auto se le asigna un lugar en el box. El prototipo rojo numero 17 lo conducen Timo Bernhard, Brendon Hartley y Mark Webber. Al volante del negro número 18 están Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb. El automóvil blanco número 19 lo comparten Earl Bamber, Nico Hülkenberg y Nick Tandy. El ingeniero de carrera para el auto número 17 es Kyle Wilson-Clarke (Gran Bretaña). En el stand para el auto número 18 está Mathieu Galoche (Francia) y a cargo del número 19, Stephen Mitas (Australia). El australiano es también el ingeniero líder de carrera para los tres Porsche 919 Híbridos.

Veintitrés personas forman el equipo de cada vehículo: ingeniero de carrera, ingeniero de rendimiento, ingeniero de datos, ingeniero híbrido, ingeniero de motor, ingeniero de sistemas de rendimiento, ingeniero 12V, ingeniero de programación, ingeniero de aplicaciones de motor, ingeniero de caja de cambios, ingeniero aerodinámico de pista, primer mecánico, mecánico del eje delantero, mecánico del eje trasero, mecánico del motor, mecánico de caja de cambios, mecánico mixto, electricista, encargado de reabastecer combustible, encargado de los neumáticos, encargado de recoger partes y repuestos, mecánico para cuidar de la manguera de aire y del tanque de combustible, además de un asistente. Sesenta y ocho hombres y una mujer (una ingeniera de caja de cambios) están totalmente enfocados en sus respectivos autos.porsche  919 hybrid 1

Las 90 páginas del reglamento deportivo definen cómo una parada debe llevarse a cabo en los pits. Hay un límite de velocidad de 60 km/h en la zona de parada en los boxes, el auto debe aparcar al menos 50 centímetros de la pared o de la línea que limita la zona de trabajo, no más de cuatro miembros del equipo están autorizados a empujar el coche en el garaje, si fuese necesario. El vehículo sólo puede reiniciarse cuando esté paralelo a la pista en la zona de trabajo delante del garaje –y, por favor, sin que patinen las ruedas, de lo contrario se aplicará una penalización de stop and go–. En todas las paradas en boxes el motor debe apagarse y durante el repostaje (la capacidad del tanque es de 68,5 litros) el auto debe permanecer con sus ruedas en el suelo. En el largo trazado de 13,629 kilómetros en Le Mans, el Porsche 919 Hybrid puede utilizar un máximo de 4,76 litros de combustible por vuelta, lo que se traduce en una autonomía de 14 a 15 vueltas. Dos mecánicos están a cargo del reabastecimiento, otro tiene que estar listo con un extintor de incendios, mientras que el encargado de cortar la válvula está atento en su puesto. Al mismo tiempo, dos mecánicos son autorizados para limpiar el parabrisas del auto, los faros, espejos y cámaras, para recoger los datos registrados y hacer ajustes menores al auto.

Puede haber un cambio de piloto durante el repostaje, pero el tiempo que toma es demasiado largo para que pueda ser llevado a cabo durante una parada en boxes para abastecer combustible. Por lo tanto, los cambios de pilotos sólo ocurren cuando se requieren nuevos neumáticos.

porsche  919 hybrid 3

Después del repostaje, un gato neumático levanta el auto, y un máximo de dos mecánicos están autorizados para cambiar las gomas con una sola pistola neumática para desatornillar y atornillar los pernos de las rudas. Una segunda pistola neumática y otros dos mecánicos están preparados en un procedimiento de relevo. Con una coreografía excepcional, salen y entran del garaje con rapidez para aflojar las ruedas, removerlas, proporcionar las nuevas y asegurarlas. Un cambio de neumáticos perfecto en el equipo Porsche toma 19 segundos. En Le Mans ese cambio está programado como mínimo cada dos turnos de conducción; por la noche los equipos tratan de duplicar los turnos de conducción entre cambios de neumáticos. En ese tiempo, un piloto se queda en el coche por un período de casi cuatro horas, lo que es más que la distancia que recorren los pilotos de Fórmula 1 en dos Grandes Premios.

Fuente: Redacción

porsche  919 hybrid 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + diecinueve =