Uber inicia operaciones en Cancún sin tener la concesión requerida

Uber comenzó operaciones en Cancún la semana pasada, a pesar de que aún la empresa no cuenta conla concesión que exige la legislación del suroriental estado de Quintana Roo.

El portavoz de Uber en México, Luis de Uriarte, confirmó a Efe que se dio el primer servicio oficial, y los pasajeros fueron jugadores del equipo de fútbol Atlante, quienes abordaron la unidad en el estadio Andrés Quintana Roo.

La legislación vigente de Quintana Roo establece que para brindar el servicio de transporte de pasajeros dentro del estado se debe contar con una concesión, la cual solo podrá ser otorgada por el Gobierno de la región.

Estas condiciones, que se encuentran reguladas en la Ley de Transporte, impiden que se pueda utilizar plataformas tecnológicas como la de Uber, y fueron añadidas a la normativa el año pasado como una medida para frenar las actividades de esa empresa en el estado.

Sin embargo, con el cambio de gobernador que se realizará el próximo 25 de septiembre, así como con la renovación del Congreso estatal, se espera que dicha modificación sea derogada.

La Secretaría de Infraestructura y Transporte de Quintana Roo confirmó la detención de tres unidades identificadas como vehículos de Uber. La sanción para cada uno de los propietarios es de 800 salarios mínimos.

En Quintana Roo están registradas 17 agrupaciones de taxistas que forman parte del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV) y que han anunciado una serie de manifestaciones pacíficas este jueves en las principales ciudades del estado.

En un comunicado, el FUTV acusó a Uber de estar “violando flagrantemente la Ley de transporte vigente en Quintana Roo”.

Tan solo en Cancún, una de las joyas turísticas del país, hay 7.500 taxis en funcionamiento.

El clima de tensión que hay en el estado por la llegada de Uber provocó que un grupo de taxistas de Playa del Carmen (a unos 65 kilómetros de Cancún) detuviera hoy a dos vehículos “sospechosos” de ser parte de Uber.

El portavoz de Uber en México indicó que “por seguridad” no quieren hacer público el número de unidades con las que iniciaron sus operaciones en Cancún, pero estiman que en 12 meses van a abrir “12.000 oportunidades de trabajo en cualquiera de las modalidades” que ofrece la empresa.

De Uriarte puntualizó que únicamente operarán en Cancún, y rechazó tener participación en la Riviera Maya.

“Solo estamos en Cancún, vamos a estar dando servicio en la zona urbana y la zona hotelera de Cancún, no podemos salir de la ciudad, ni siquiera a Puerto Morelos, que es la población más cercana”, detalló el portavoz.

De acuerdo con datos de Uber, en lo que va del año hubo unos 102.000 usuarios nacionales -a los que hay que sumar los extranjeros- que abrieron la aplicación durante su estancia en Cancún, sin poder utilizar el servicio.

La empresa ya opera en otras ciudades del país, como Ciudad de México, Puebla, Guadalajara o Querétaro, en las que su llegada también despertó las protestas de los sindicatos de taxistas.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =