V7 II Stone de Moto Guzzi, una urbana con clase y potencia

Hoy, la firma del águila de Mandello del Lario, se moderniza sin dejar de lado el elegante diseño retro de la marca Italiana, pero adoptando tecnologías actuales que suman atributos a la personalidad de la V7 ll Stone de Moto Guzzi.

UN POCO DE HISTORIA

Es evidente que lo vintage esta de moda, por lo que no es casualidad que muchas marcas hayan hecho énfasis en retomar viejos conceptos o modelos, para llevarlos a las calles con las mejoras de hoy en día.

Pero también, es importante saber, que esta mítica marca de motocicletas, proveniente del norte de Italia, de un maravilloso paraje a orillas del Lago di Como; fue fundada en los inicios de la década de los 20s (1921) por Carlo Guzzi y sus socios, Giorgio Parodi y Giovanni Ravelli, constituyéndose rápidamente como los constructores más prolíficos de la época, ganando prestigiosos campeonatos casi de inmediato como: el continental de velocidad en 1924, el Tourist Trophy de la Isla de Man en 1935 y en 1949 Bruno Rufo, fue el primer Campeón Mundial con su Guzzi 250, entre muchos más.

LA V7 II STONE DE NUESTROS DÍAS

Algo que salta a la vista inmediatamente es, ese bello motor 4 tiempos V-Twin transversal a 90°, refrigerado por aire, y que proporciona mayor torque (44 LB-pie) y una potencia (48 HP) incluso a bajas revoluciones.

El embrague, como también es habitual en este tipo de motores, es mono disco en seco, suavizando su funcionamiento, y va unido a una caja de cambios que incorpora 6 velocidades. La transmisión secundaria es por cardan evitando servicios extras.

La gestión electrónica y la alimentación se mejoró respecto a años anteriores; ahora cuenta con un nuevo generador haciendo a la V7 más eficiente en la reducción de emisiones y el consumo de combustible, garantizando 400 km con un tanque de 21 litros.

El bastidor, es de tubo de acero con estructura de doble cuna desmontable; ha sido alargado y el motor va 4° más inclinado hacia delante, para tener un mejor reparto de pesos mejorando el comportamiento y aplomo. Los posapiés han bajado 25 mm para que la postura de conducción resulte menos fatigosa para las piernas.

Las suspensiones son de lo más convencional, una horquilla telescópica delantera con barras de 40 mm de diámetro y 130 mm de recorrido.

La dirección tiene un ángulo bastante conservador (27.5°) con un avance de 117 mm. Por su parte, la suspensión trasera utiliza dos amortiguadores regulables en la pre-carga, directamente del chasis al basculante que es de aleación ligera, y por el interior de su brazo derecho discurre el eje del cardan.

Los frenos son de disco uno en cada eje, el delantero de 320 mm mordido por una pinza Brembo de 4 pistones, y el trasero de 260 mm con pinza de 2 pistones opuestos e incluye ABS de serie, con rines de aleación ligera.

LA EXPERIENCIA

La V7 ll Sone de moto Guzzi, es la entrada a la gama de la marca Italiana, y la primera impresión es buena ya que su estética es muy atractiva. La distancia entre los mandos y el piloto se siente cómoda; la triangulación asiento/manillar/estribos proporciona una postura natural y confortable.

Los 190 kilos de pesos hacen que la conducción sea ágil, ligera y muy divertida, sin embargo, hay que entender el concepto de esta motocicleta, que cuenta con motor en V transversal, ya que además de vibrar, cabecea, pero no molesta. Cuando la aceleramos al ralentí, hace ese característico movimiento de vaivén, inclinando la moto hacia el lado derecho, esto no es malo, es simplemente la naturaleza de la maquina que le da personalidad.

En cuanto al asiento, es largo, plano, amplio y cómodo; con el manillar a una altura razonable y no demasiado ancho. Todas estas, son características que invitan a una conducción tranquila y relajada, pero que en carretera podemos subir un poco más la velocidad con muy buena respuesta y excelente entrada a curva.

En resumen, una gran motocicleta urbana, con las condiciones necesarias para hacer un viaje en carretera y disfrutar con tranquilidad de una experiencia única.

Ya está disponible en nuestro país, con un precio de $198,000 pesos.

Fuente: Rogelio Magaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − catorce =