Triumph Tiger 900: viajamos a Marruecos para manejarla

7324
0
Share:
Triumph Tiger 900: viajamos a Marruecos para manejarla

Con excelentes prestaciones, tecnología y un manejo divertido; Triumph Tiger 900 sorprendió en esta prueba por el continente africano.

La marca de motocicletas inglesa se aseguró de que el escenario marroquí fuera el ideal para manejara a la atrevida Triumph Tiger 900, modelo que pretende ser una referencia dentro del segmento.

La primera en pasar por nuestras manos fue la Tiger 900 GT Pro, el modelo tope de gama enfocada más al asfalto. Cuenta con asiento regulable en dos alturas, situado a 810 mm del suelo en su posición baja, lo que hace que cualquier piloto de mediana estatura pueda tener contacto de manera muy fácil con el suelo o bien dejarlo a 830 mm si se tiene más estatura para en ruta tener una postura y un manejo mucho más cómodo.

Cabe destacar que las nuevas Tiger 900, son sin duda una evolución importante tanto estéticamente como mecánicamente con respecto al modelo anterior; ya que que la Tiger 800 era una moto realmente buena en muchos sentidos, en la parte exterior salta a la vista el gran cambio generacional, el cual toma como inspiración la Tiger Tramontana del 2018.

Gran variedad de versiones

En esta ocasión, la Familia Tiger 900 de Triumph llega con 5 modelos, cada uno de ellos tiene diferentes prestaciones y diferentes opciones de equipamiento, así como diferentes configuraciones tanto estéticas como mecánicas, comenzando con la Tiger 900 con un precio de salida de 217,330 pesos hasta la tope de gama Tiger 900 Rally Pro de 287,370 pesos.

En cuanto a estética nos encontramos una motocicleta bien lograda con una salpicadera delantera alta y de formas angulares, sobre el faro se encuentra la pantalla o TFT de alta gama y con regulación manual en cinco posiciones, además de unos pequeños cubre puños laterales, un tanque de gasolina ancho con una capacidad 20 litros de combustible en su interior.

El motor de esta nueva Tiger de la marca Triumph creció dejándola con una cilindrada de 888 centímetros cúbicos, además es 2,5 kilos más ligero que la Tiger 800. El verdadero cambio mecánico viene en la variación en el orden de encendido y funcionamiento de los pistones a 1-3-2. T

También se ha cambiado el cigüeñal por uno más ligero y se ha cambiado el tiempo entre detonaciones en una distribución irregular, lo que refleja además de la sensación de más potencia con respecto a la versión anterior, un sonido del motor mucho más deportivo y con mayor torque a bajas revoluciones.

Sin miedo a caminos difíciles

Para el primer día de pruebas nos trasladamos de la ciudad de Marrakech hasta la costa hacia Essaouira, es así como poco a poco dejábamos atrás la ciudad y las vías convencionales para ir tomando de a poco las recónditas carreteras y caminos rurales en las montañas y caminos rocosos y recónditos.

La Tiger 900 GT pro sin duda es una moto ideal para sortear este tipo de caminos, nos encontramos una moto bastante estable durante caminos rectos pero también ligera y ágil en las curvas, esto también gracias a las ruedas de aleación de 17″en la parte delantera y de 19″ en la trasera con neumáticos en medidas de 100 y 150 mm respectivamente.

El nuevo chasis tubular de acero también ha cambiado, ahora se incluye un nuevo juego de suspensiones de la marca Marzocchi con horquilla invertida de 45 mm y mono amortiguador, con regulación electrónica desde la versión GT Pro.

Mayor tecnología

La nueva pantalla digital de 7 pulgadas, es de serie en todos los modelos (menos en el modelo de entrada que cuenta con un TFT digital monocromático de 5″). La Tiger 900 GT Pro cuenta con cinco modos de conducción, conectividad Bluetooth e integración para manejar de forma sencilla desde la pantalla y mandos de la moto la GoPro, controlándola mediante un joystick situado en el puño izquierdo.

Llegando a la ciudad de Essaouira ya nos esperaba el segundo dia de pruebas en esta ocasión en off-road a bordo de la enorme Tiger 900 Rally Pro equipada con neumáticos Pirelly Scorpion Rally de taco, especiales para caminos de terracería.

Las diferencias son notables con respecto a la versión asfáltica, en este caso se equipan unas estriberas diferentes, con una posición distinta, pedales de aluminio, protecciones de motor, un acabado verde con el chasis blanco siendo esta versión la única con esta pintura en el chasis.

Además; la suspensión también cambia a un conjunto de la marca Showa ajustable cuyos recorridos crecen considerablemente hasta 240 y 230 mm: 60 milímetros más de recorrido en ambos ejes, dejando el asiento a 850/870 mm de altura. Las llantas pasan a ser de radios en medidas de 21 y 17 pulgadas.

Triumph Tiger 900 estuvo a la altura de las circunstancias africanas

Gran versatilidad

Todos estos ajustes dejan una motocicleta muy alta ideal para el uso en off-road pero de difícil acceso para personas de estatura baja, ya se convierte en una moto con la que no llegamos al suelo tan bien como en la versión GT. Una vez en marcha, se vuelve una moto muy confiable y maniobrable, sobre todo en caminos difíciles.

La Tiger 900 Rally es mucho más que una moto de calle equipada para off-road, cuenta con capacidades fuera de carretera mucho más ambiciosas y para deleitar el paladar de pilotos más experimentados y más aventureros dispuestos a domar en terrenos difíciles esta fiera de 216 kilos.

Share:

Leave a reply

siete − 3 =