Nueva demanda para Volkswagen por parte del estado de NY

253
0
Share:

Y sigue en Estados Unidos el tema del software de Volkswagen; y es que el estado de Nueva York acusa a directivos de la marca, incluyendo al anterior consejero delegado, Martin Winterkorn, de encubrir pruebas durante años de la incorporación del software que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel cuando eran objeto de pruebas de laboratorio.

Hoy martes, Nueva York presenta una demanda civil contra el consorcio con sede en Wolfsburg por el caso del dispositivo que modificaba las emisiones de los vehículos con el propulsor EA 189 cuando detectaba que se estaban realizando mediciones.

Dicha demanda fue presentada por el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, quien describió, citando documentos internos de la compañía, más de una década de esfuerzos por parte del fabricante alemán de automóviles para esquivar a los reguladores de este país y de Europa.

De esta forma, Schneiderman reclama decenas de millones de dólares en sanciones para Volkswagen, afirma que docenas de trabajadores de la compañía de varios niveles conocían que algunos de sus motores diésel podrían no cumplir con los límites de emisiones en conducción normal sin comprometer las prestaciones o el consumo de combustible.

Ante esta situación, la portavoz de Volkswagen, Jeannine Ginivan, afirmó que las demandas de estos tres estados de EU, no son nuevas y subrayó que la compañía las ha analizado en las reuniones que ha mantenido con las autoridades estatales y federales de dicho país.

Al mismo tiempo, el documento señala que Volkswagen supo en marzo de 2014 que la Universidad de Virginia había llevado a cabo pruebas en condiciones reales de conducción en las que detectaron que dos modelos de la compañía tenían emisiones 35 superiores a los límites legales.

Asimismo, la demanda afirma que Winterkorn y el actual presidente de la empresa, Matthias Müller, tuvieron conocimiento en julio de 2006 de que sus vehículos contaban con unos depósitos de urea de tamaño insuficiente para cumplir con los estándares de emisiones y que la compañía optó por instalar el software que alteraba las emisiones en los test de laboratorio, en lugar de depósitos de mayor tamaño con el fin de ahorrar dinero.

Así también, reclaman que “al menos ocho empleados” del departamento de ingeniería de la corporación “borraron o eliminaron” datos incriminatorios en agosto de 2015 y afirma que “muchos pero no todos” los datos han sido recuperados.

Fuente: europapress.es

Share:

Leave a reply

3 × 5 =