Platicamos con Onésimo Flores, creador de la app Jetty

2484
0
Share:
jetty

Como una forma de cambiar el servicio de transporte tradicional, Jetty está buscando romper con esquema del trasporte colectivo tradicional.

Oriundo del norte del país, Onésimo Flores, creador de la app Jetty; estuvo estudiando durante mucho tiempo la industria microbusera, tratando de entender cuáles eran las diferencias entre ellos cuando realizó su tesis doctoral sobre este tema. Durante mucho tiempo; estuvo analizando estos sistemas en diversas partes de Latinoamérica y casualmente,  cuando estaba por graduarse; nació Uber. Como él señala; Jetty nace a partir de la idea de hasta qué punto se podría cambiar los incentivos de la industria transportista tradicional, utilizando herramientas tecnológicas. Como una forma de conocer a detalle, platicamos con el creador de esta novedosa app.

Onésimo ¿Qué es Jetty?

Jetty es una plataforma de transporte colectivo privado que trata de traer las ventajas de la movilidad con app a un grupo poblacional más amplio, aprovechando las economías de escalas como vans, camionetas, autobuses etc.

¿Por qué el nombre de Jetty?

Normalmente se tiene la idea de que un transporte colectivo o público es de tercera clase y justamente, creemos que es una falla en el diseño del sistema de transporte. El transporte en el que nosotros creemos es que debe ser cómodo, debe ser seguro y nos imaginamos una especie de Jetty de primera clase y de ahí salió el nombre.

¿Cómo va Jetty, tras dos años de su creación?

Estamos a punto de llegar a nuestro primer millón de viajes vendidos en este tiempo. Tenemos una operación cada vez más grande; saliendo de diversos puntos de la Ciudad de México hacia puntos de trabajo como el corredor Reforma, Polanco y Santa Fé. Recientemente; lanzamos nuestro siguiente mercado en Puebla como fase de prueba hace algún tiempo; pero prácticamente a partir de hoy, la gente puede adquirir boletos para viajar con nosotros. Somos una startup pequeña y veremos cómo funciona en Puebla antes de lanzar en otro sitio. Estamos trabajando con socios transportistas locales en diversas partes de la república, estamos explorando opciones para

¿Cómo seleccionaron las rutas actuales?

Nosotros inyectamos inteligencia de datos a la toma de decisiones del negocio del trasporte colectivo. Cuando un usuario hace una búsqueda en su aplicación, guardamos orígenes y destinos. Una vez que descubrimos que hay una base de datos y de recorridos no atendidos, invitamos a nuestros socios transportistas a que incrementen las unidades con las que operan en determinada ruta. Incluso, hacemos rutas experimentales con vehículos pequeños, vamos viendo cómo va madurando el servicio, observamos las opiniones de los usuarios en cuestión de las paradas y hacemos ajustes con el tiempo.

¿Cómo está el tema de los precios con respecto a otras apps de movilidad?

Buscamos ser una opción más barata que las plataformas de taxi con app y que eliminen el punto de dolor asociado al transporte colectivo a temas de seguridad, confiabilidad, etc. Actualmente; nuestro ticket más barato es de 25 pesos y es un servicio de reservación de asiento en un autobús o Van. Además, tenemos servicios ejecutivos de un rango de precio variado, dependiendo de las amenidades que se ofrecen como rutas exprés, directas, etc.

¿Cómo ha sido la relación con el actual gobierno para seguir implementando este desarrollo?

Tanto en esta administración como en la anterior, hemos encontrado una buena respuesta. Creo que los gobiernos locales están conscientes que la industria de la movilidad está transformándose de forma acelerada, que hay nuevos modelos que evaluar. Obviamente; hay un interés por conocer cuáles son las consecuencias positivas y negativas de plataformas como la nuestra. Tenemos un permiso para operar al igual que cualquier app, pero bajo la premisa de que nosotros damos un precio más económico por este servicio, llevando a un grupo poblacional mayor.

Finalmente; los beneficios de saber dónde está el vehículo, reservar asientos, conocer quien va manejando, dónde y a qué hora te van a recoger valen la pena. Quisimos llevar estos beneficios a un grupo poblacional mayor y no solo a la gente que puede pagar un servicio privado mediante una app.

¿Cuál ha sido la mayor complicación para Jetty en estos dos años?

Nos estamos enfocando a dos principales puntos a resolver. El primero es que nos estamos ganando la confianza de grupos transportistas locales. Cuando lanzamos el servicio, tuvimos varios incidentes: nos secuestraron camionetas, las vandalizaron, nos han apedreado el vehículo. Algunos nos veían como una amenaza. Poco a poco; nos hemos dado a la tarea de que confíen en nosotros, de manera que si están con la disponibilidad de dar un estándar superior de servicio, les podríamos ofrecer un mecanismo que les de una mayor rentabilidad a sus negocios para ampliar sus mercados.  Hoy por hoy; todos los vehículos que operan en la plataforma Jetty son propiedad de empresas transportistas locales.

El siguiente reto son los costos de transacción. Como somos una empresa que opera sin efectivo; nos impacta mucho la posibilidad de crecer el porcentaje que le tenemos que pagar a los validadores de las transacciones como plataformas tipo paypal. Dichas empresas te validan que la persona que requiere el servicio tenga saldo para hacer el viaje, etc. En la medida que nosotros estamos buscando tarifas más bajas, el costo que ellos nos cobran termina siendo proporcionalmente muy alto y eso es una barrera que tenemos que resolver.

Supimos que Jetty estuvo participando en un concurso organizado por el MIT. ¿Cómo te fue?

Afortunadamente; nos fue muy bien.  Es un concurso muy grande que organizan sobre el futuro del trabajo. Invitaron a diversas empresas alrededor del mundo que estuvieran incorporando la economía digital y que estuvieran ayudando a la gente a integrarse al mercado laboral. Ganamos hace un mes nuestro boleto para estar en la final regional de Latinoamérica. De 600 participantes, quedamos solo 4 y ahora; estaremos presentando nuestro proyecto en el Instituto Tecnológico de Massachusetts el próximo 21 de noviembre para competir por un millón de dólares.

 Finalmente ¿Qué viene para ustedes en el 2020?

Aspiramos a convertirnos en una herramienta tecnológica para volver más seguro, confiable y cómodo el transporte colectivo en nuestras ciudades. Queremos que el utilizar el transporte sea una opción y no una necesidad obligada. Buscamos que los niveles de acoso sexual y de asaltos en el transporte colectivo bajen. Soñamos que nuestra plataforma no sea un transporte de élite, sino que pueda aplicarse en el transporte colectivo tradicional ayudando a que los trasportistas hagan lo que los usuarios quieren, que es tener mejores vehículos, mejores choferes, y un trato digno.

Share:

Leave a reply

12 − seis =