Takata se niega a una llamada a revisión nacional

214
0
Share:

Bolsas-de-aire

La Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) dio a conocer el día de hoy que el fabricante japonés Takata se ha negado a realizar una llamada de revisión nacional de sus airbag a pesar de que le advirtió a la compañía en noviembre de posibles multas millonarias.

La Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera dijo que tras recibir la negativa de Takata estudiará “las próximas medidas a tomar”.

“NHTSA ha recibido la decepcionante respuesta de Takata a nuestra exigencia de una llamada a revisión nacional de algunos airbag del pasajero frontal”, dijo el subdirector de la agencia federal encargada de regular el sector del automóvil, David Friedman, en un comunicado.

“Takata comparte la responsabilidad de mantener los conductores seguros y creemos que sólo una llamada a revisión nacional cumplirá esas responsabilidades. Revisaremos la respuesta de Takata para determinar la próximas medidas a tomar” añadió.

Por su parte, Takata dijo en un comunicado que sigue comprometida “a cooperar de forma estrecha” con los clientes y la NHTSA.

Uno de los fabricantes afectados por el problema, el Grupo Chrysler, informó en un comunicado que “voluntariamente” reemplazará los infladores de los airbag de 149.150 “pickup” en siete estados y cinco territorios de Estados Unidos “para responder a las preocupaciones sobre funcionamiento inadecuado del airbag”.

También hoy, Honda anunció durante una comparecencia de sus ejecutivos en un subcomité del Congreso que ampliará la llamada a revisión de los airbag de Takata a todo el país.

El pasado 26 de noviembre, NHTSA advirtió a Takata que si no procedía con la llamada a revisión nacional podría iniciar los procedimientos para imponer una multa de hasta 7.000 dólares por vehículo afectado, lo que puede suponer millones de dólares.

Takata es uno de los principales fabricantes de airbag del mundo. Sus productos están instalados en millones de vehículos de multitud de marcas y modelos.

En los dos últimos años, alrededor de 16 millones de vehículos en todo el mundo, de ellos casi 10 millones en Estados Unidos, han sido llamados a revisión para reemplazar infladores de los airbag porque, según Takata, en condiciones de elevada humedad pueden explotar causando graves lesiones a los ocupantes del automóvil.

Takata y los fabricantes de automóviles han limitado las llamadas a revisión a aquellos vehículos que se encuentran en zonas con elevada humedad.

La NHTSA ha señalado que al menos cinco personas han muerto en Estados Unidos a consecuencia del problema con los airbag de Takata.

Pero NHTSA cree que el mortal defecto también afecta a infladores en condiciones normales de humedad, por lo que ha solicitado a la compañía a que reemplace todos los airbag afectados.

El Grupo Chrysler dijo hoy que a pesar de que en pruebas de laboratorio los airbag afectados han funcionado bien, “estos infladores han sido vinculados a dos casos en vehículos producidos por otros fabricantes”.

“Chrysler sigue estudiando este problema con la mayor urgencia” añadió el fabricante.

 

Fuente:EFE

Share:

Leave a reply

cuatro × 5 =