Toyota y Lexus reciclan casi el 90 por ciento de sus baterías

2382
0
Share:
Toyota y Lexus reciclan casi el 90 por ciento de sus baterías

A través de un comunicado, se anunció que Toyota y Lexus reciclan casi el 90 de sus baterías en el viejo continente para darle una nueva vida útil.

Con la finalidad de establecer protocolos medio ambientales positivos, Toyota y Lexus reciclan casi el 90 por ciento de sus pilas que han servido a sus modelos híbridos. Particularmente; se habla de que ya ha empezado a investigar soluciones para la re fabricación de baterías de NiMH para nuevos vehículos a partir de baterías usadas.

Este reto se enmarca dentro del objetivo de la compañía de extender a escala internacional tecnologías que favorezcan el reciclaje y permitan la reutilización, la recuperación y la revalorización de sus vehículos; así como de las piezas que los componen.

Asimismo; las baterías de los modelos híbridos de las marcas Toyota y Lexus están diseñadas para durar toda la vida útil del vehículo, por lo que no se recuperan hasta que este deja de estar en uso. En ese momento; comienza un proceso de logística inversa, es decir; del consumidor al punto de origen, que culmina con el reciclaje o reutilización de la propia batería.

Toyota dejó saber que actualmente ofrece dos tipos de baterías a sus clientes: las de níquel-metal hidruro (NiMH) –compuestas de hidrógeno, níquel y otros metales como el titanio– y las de ión litio –que incorporan sales de litio y componentes metálicos y no metálicos–. Las dos cumplen los máximos estándares técnicos, aunque cada una tiene unas características diferentes respecto al peso o la eficiencia de la carga.

¿Cómo se gestionan las baterías?

La gestión de las baterías de NiMH al final de su vida útil varía en función del estado en el que se encuentren. En el caso de que no presenten daños, Toyota devuelve las baterías a cada fabricante mediante su centro de distribución de suministro de piezas central, Toyota Parts Center Europe (TPCE), situado en Bélgica. De esta manera, los fabricantes pueden reaprovechar la mayor parte de los componentes y materiales de las baterías y disminuir su impacto medioambiental.

En el caso de que las baterías presenten daños, es necesario su transporte y tratamiento especial por parte de un agente autorizado.

También se contemplan otras opciones, por ejemplo; la de dar a las baterías una segunda vida como unidades de almacenamiento de energía estacionaria o de emergencia.

Por ejemplo, en el Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, más de 200 baterías híbridas se están utilizando para almacenar la electricidad generada por el sol a través de paneles solares y, así, poder tener energía limpia incluso en los días nublados o en las horas nocturnas.

Share:

Leave a reply

5 × 4 =